All Posts By

Emilio Viloria

¡NO MÁS MULTAS! Elimina costos adicionales por Energía Reactiva

¡NO MÁS MULTAS! Elimina costos adicionales por Energía Reactiva

By | Soluciones de energía | No Comments

A partir de febrero del 2018 empezó a regir la CREG, una norma para controlar el consumo de energía con el fin de evitar pérdidas en el sistema eléctrico.

A diferencia de la energía activa, la reactiva es aquella energía malgastada, propia de los sistemas eléctricos, que requiere un transporte enérgico mayor por parte de las redes eléctricas, tomando generalmente recursos innecesarios para su operación normal.

Por esta razón, la Resolución CREG 015 de 2018 establece que el operador de red puede aplicar una multa en caso de que el usuario exceda el 50% del consumo de energía activa permitida para el consumo de reactivos, aplicando la metodología de canasta de tarifas con factor M.

 

¿No sabes si estás incumpliendo con la Resolución?

Revisa en tu factura de energía el ítem “Energía Reactiva Inductiva kVArh” e identifica el histórico de multas por energía reactiva.

Las multas pueden multiplicarse hasta 12 veces del valor de consumo y se mantienen hasta que se apliquen los correctivos. Por eso, te recomendamos monitorear todos los parámetros eléctricos de tus instalaciones con prontitud y buscar asesoría especializada para plantear la solución más acertada a tus necesidades.

¿Deseas evitar más multas?

En Selectrik te ofrecemos una solución efectiva para la compensación del consumo de reactivos, que garantiza un adecuado factor de potencia y evita multas por consumos adicionales. Te ayudamos a evaluar y confirmar el cumplimiento de la norma y la compatibilidad electromagnética (IEC 61000).

Programa tu medición y diagnóstico completamente gratis aquí.

¿Por qué se paga la energía reactiva?

Las multas económicas llegan al consumidor una vez este sobrepase el 50% del consumo de energía activa que requiere tu empresa. Si tu empresa no administra su energía reactiva, el operador de red debe entrar a sobredimensionar la capacidad de las líneas de distribución para transportarla y transformarla. Por supuesto, esas modificaciones implican costos que a la final se pueden ver reflejados en la factura de energía.

Encuentra una solución a la medida

Las soluciones más comunes incluyen la instalación de condensadores y las posibles instalaciones de filtros. Lo recomendable por las empresas especializadas es hacer un monitoreo con diferentes parámetros eléctricos.

Los beneficios que obtienes al compensar la energía reactiva no está relacionada a reducir o eliminar un paso sobre el consumo de la misma, otro de los beneficios que puedes tener la reducción de las perdidas por calentamiento y optimizar los componentes de las instalaciones eléctricas.